miércoles, mayo 17, 2006

suerte

suerte. con esa palabra tan llena de magia me he enfrentado a la mayoría de situaciones de la vida y algo debe de tener porque me siento afortunada. me explico. los que me conocéis sabeis de sobra que, aunque diariamente me dedico a escribir, no me prodigo todo lo que debiera escribiendo sobre lo que pienso. la magia de las palabras me puede si son habladas, así que los nueve dígitos del móvil y la tecla de llamada se han convertido en amigos incondicionales para ponerme en contacto con todos vosotros. pero ayer decidí hacer el esfuerzo de compartir, con quien le interese, todo lo que se me pasa por esta cabecita loca que dios me dio. ¿el motivo? pues precisamente la suerte de la que hablaba al principio. la suerte de teneros cerca. la suerte de que me queráis. la suerte de estar vivos. la suerte de ser una princesa sin zeta que ha encontrado a su principe. es una suerte, sí. sobre todo girando el mundo como gira, sangrando las heridas como sangran y doliendo los días como duelen. por eso, por la suerte de las zetas, por la suerte de ser princesas y príncipes del planeta, me desnudo ante vosotros con la magia de las letras minúsculas.

2 comentarios:

EsE dijo...

Aunque tus letras sean minúsculas, tus palabras son mayúsculas. Es muy terapéutico darle a la tecla, te sentirás fresca, te sentirás bien (como el anuncio). Y siempre será un placer leerte, visitarte, como lo es verte y escucharte. Tienes magia, la que transmiten tus gestos, tu mirada, tu sonrisa. Sabes hechizar con poco, no lo pierdas nunca. Te quiero princesa. Besos.

La tía Janis (Joplin) dijo...

CUÑAAAAAAAAAAAAAA

me encanta que hayas decidido aunarte al bello arte del bloggeo. Esto parece que promete ;)

un besuco (y para mi mejillón también)

por cierto de pollos... paso, por algo soy vegeta!